Todo debería estar disponible cuando el bebé esté en la bañera. Por lo tanto, se prepara una pequeña cesta con cada producto necesario para el lavado: jabón, champú, toalla, toalla o capa de baño, cambio de ropa de cama, pañales limpios, accesorios y juguetes… Tampoco dude en poner en el agua juguetes adecuados para distraerlo, para que el baño sea un verdadero momento de placer y de juego.